Hipocresía Hipotecaria

Posted on marzo 9, 2012

4


Una vez más las portadas de los periódicos hablan sobre el descenso del 30% en la venta de pisos a pesar de disminuciones del IVA, desgravaciones fiscales, etc… así que puestos a echar números, echémoslos todos, ¿no es así como debería funcionar?

Actualmente que te concedan una hipoteca es menos probable que se te presente la Virgen María en el bosque y te ilumine con su aura; pero suponiendo que aun así estamos  pensando en adquirir un piso, veamos:

Un piso normal en la provincia de Barcelona asciende a 200.000 euros, y creedme cuando digo que es un piso muy normal y básico, el cual lo más seguro que requiera de reformas o directamente tirarlo abajo. Para la concesión de la hipoteca necesitamos 40.000 euros; es decir, un 20% sobre el valor total de la vivienda (estos datos no son totalmente ciertos pero quiero hacer una simulación con números redondos).

Muy bien, 40.000 euros; con un sueldo medio de aproximadamente 1.000 euros; si ahorrásemos absolutamente todo nuestro sueldo, solo tardaríamos 40 meses en ahorrar ese dinero… bueno… más de 3 años… no está mal.

Pero me surgen unas dudas… ¿Cómo puedo ahorrar el 100% de mi sueldo? ¿Cómo voy a trabajar entonces? Ok… descontemos 50 euros en desplazamientos, porque si no voy a trabajar no ingreso ni esos 1.000 euros. Vale, ahora me quedan 950 euros al mes, pero… ¿no como? Mira que si no como enfermo, eh? ¿Y si enfermo? Ay no no virgencita virgencita, no solo tendré que acabar pagando el médico si no que cojo la baja y no cobro… ok, pues pongamos 100 euros al mes para comer… ¡ánimo, aún puedo ahorrar 850 euros! Pero… ¿no bebo? Bueno bueno, beberé agua del grifo que es más barata que la embotellada aunque en lugar de agua me de la sensación de estar bebiendo Calgonit…sumemos 15 euros al mes de agua… más 30 de electricidad, no? Que aun me empotraré contra la mesa si no enciendo la luz y me lesiono! A ver a ver…  805 euros me quedan.

Pero… ¿dónde vivo? Porque claro… con 28 años ya me apetece un poco de independencia… bueno mira, me alquilo una habitación por 300 eurillos mientras tanto, así ahorro unos 505 euros mensuales y voy haciendo; y para no gastar demasiado, me compro un móvil de tarjeta para que mi madre me tenga localizado y limito el gasto mensual a 10 euros; por posibles imprevistos o urgencias… vale, 495 euros al mes.

No entraré a detallar ni la ropa necesaria para ir a trabajar, hoy en día hay tiendas muy baratitas en los que conseguir unas camisas que por 6 euros dan el pego… pongamos un gasto prorrateado a nivel mensual de 15 euros en ropa… ¡Que me los quitan de las manos! Ok… me quedan 480 euros… pero claro, voy descalzo a trabajar; bueno, así refuerzo las plantas de los pies y mis defensas trabajan.

Bueno, hasta aquí bien, pero necesito asearme un poco también, porque si no o bien enfermo o me despiden por guarro… a ver, entre gel, champú, cuchillas de afeitar, espuma, y colonia de los chinos… pongamos al mes otros 10 euros… 470.

470 euros, a ver a ver, a una media mínimo de un regalo a un ser querido al mes entre cumpleaños, santos, navidad, aniversarios, despedidas, amigos invisibles… bueno mira, me voy a uno de los antiguos “todo a 100” y por 10 euros seguro que encuentro algo decente… 460 euros ahorro todavía… no está mal!

Echemos números, a 460 euros al mes, solamente tardaría unos 7 años en ahorrar el dinero para que se planteen darme una hipoteca… eso si, sin haber salido a cenar ni un día fuera en 7 años… ni al cine… ni gastándome más de 6 euros por camisa… yendo a trabajar descalzo… teniendo 35 años y siguiendo compartiendo piso con estudiantes… 7 años sin intimidad y comprando colonia de los chinos, que aún tendré que dar gracias a Dios por mantener toda mi piel en el cuerpo.

Supongamos que vale la pena… y me planto en el banco con mis 40.000 euros con un sueldo de 1.003 euros al mes (esos 3 euros es el aumento por antigüedad y aumento de IPC que la empresa ha realizado en 7 años), y mis 35 años.  ¿Cuál es mi sorpresa? Oh….

– Usted es demasiado mayor para una hipoteca a 40 años y además, la hipoteca es superior al 50% de su sueldo… con lo que no se la concedemos…

Cojo mis 40.000 euros, me meto el rabo entre las piernas y me vuelvo con mi camisa de 6 euros a mi piso compartido con estudiantes a comer arroz y a beber agua del grifo que es lo único que me puedo permitir y a no salir ni a respirar el aire de los coches no vaya a ser que caiga enfermo y me despidan.

Y aun se quejan de que no se venden pisos… ¡hay que joderse!