Juan Antonio Reig, del S. XXI al Paleolítico

Posted on abril 16, 2012

1


Juan Antonio Reig Pla ha vuelto la carga haciendo referencia a la homilía televisiva de Viernes Santo. Según este cuerpo pensante, sus palabras no fueron homófobas, simplemente no renuncia a la verdad… lo gracioso de todo esto es que no entiendo a qué verdad es a la que no renuncia. ¿Quién le ha dicho a este señor que lo que él piensa y cree es la verdad? Quizá la verdad está más en aquellos casos de investigación que demuestran con estudios y casos que lo que él comenta de la homosexualidad es totalmente erróneo y solo son falacias provenientes más cercanas de un hombre del paleolítico que no de una persona del siglo XXI.

 Aquí nadie juega a confundir conceptos Sr. Reig, aunque sinceramente, creo que la titularidad de señor le viene bastante grande, con lo que a partir de ahora, le parezca bien o no, le trataré de ser inmundo.

 Según indica, cuando los padres advierten según que comportamientos en la infancia o adolescencia deben buscar ayuda, ¿no es así? Entonces, ¿por qué sus padres no lo hicieron? Sinceramente, sus palabras lo único que provocan es que padres que están encerrados en su mundo, hagan la adolescencia de sus hijos una pesadilla haciéndoles creer que están enfermos y tratándolos como si bichos raros se tratasen.

 Citando las palabras de tal ser inmundo,  “Con la ayuda de la gracia de Dios y acompañados por sacerdotes, orientadores y catequistas y ayudados, en su caso, por profesionales, las personas con orientación sexual hacia el mismo sexo pueden vivir en castidad (dominio de sí); no sin combate, pero la vida de todo cristiano que quiere vivir según la voluntad de Dios implica batallar contra las propias concupiscencias hasta el mismo día de la muerte”, por lo que mi duda es lo que va a pasar con todos esos sacerdotes que han abusado y abusan de niños pequeños, ¿qué pasará con ellos? Ellos quieren vivir según la voluntad de Dios, ¿no? Entonces, ¿acaso Dios quiere que abusen de niños que son indefensos?

 Es una vergüenza, que personas con dominio público puedan lanzar ese tipo de mensajes a través de la televisión, haciendo que miles de padres y adolescentes se tormenten por lo que les está pasando por la cabeza. Ustedes no tienen la verdad, no la tienen absolutamente más que nadie, e incluso es más, no tienen ni idea de lo que están hablando. Ese tipo de mensajes se encuentran fuera de sus dominios, y si están en su dominio, es que quizás este ser ha recibido sesiones de terapia como él mismo comenta e intenta justificar actos pasados con bazofias y contención.