Donde tu dices rescate, yo digo: Mira, ET!

Posted on junio 10, 2012

0


Llegados a este momento, es normal que los ciudadanos españoles  no sepamos que pensar. El día de ayer llegó el tan comentado rescate, a pesar de que los señores del PP y especialmente, nuestro querido presidente, se niega a llamarlo como tal. La verdad es que hoy en día ya me da igual como le quiera llamar, si le llama ayuda económica, cesión de fondos, recapitalización, préstamo, regalo, detalle económico, inyección,… en fin, en qué consiste, en que nos dan dinero, ¿no? Y en qué más, en que estamos bien jodidos, ¿no? Pues punto y final. Como si Rajoy, De Guindos y Santamaría le quieren llamar milagro de Fátima.

Primero de todo, lo que no puede ser es que nuestro querido presidente no de la cara, es cierto que está siguiendo al pie de la letra el lema con el que ganaron las elecciones: transparencia, pero no por ser presicamente claro, sino en que no se le ve el pelo. Parece que lo único que le interesa es estar presente en Polonia animando a la selección, donde el número de náuseas que ya de por si siento al verle se ha visto multiplicado por el número Pi al verlo celebrando el gol y volver a darme cuenta de que los ciudadanos le importamos menos que los cordones de sus zapatos. ¿Qué imagen estamos proyectando en el exterior con Mariano Rajoy como presidente? Es bochornoso que un presidente no comparezca para hacer público el milagro de Fátima y responder las preguntas de los periodistas, si no que envía a De Guindos para que con esa chulería que le caracteriza tire pelotas fuera y deje a un periodista con la palabra en la boca mientras le mira regocijándose.

Es curioso el escucharles decir que los ciudadanos no pagaremos el rescate, pero ¿nos hemos parado a pensar de que el rescate va contra deuda pública? Y la deuda pública, ¿no va relacionada con el déficit? Ese déficit que está provocando recortes, aumentos de impuestos, etc… siento ser tan claro en mi próxima frase, pero es lo que siento: Si nos vais a dar por culo, por lo menos, decírnoslo para que dilatemos bien!

La sensación de impotencia que corre por mis venas es inexplicable. Cansado de mentiras, de que nadie asuma responsabilidades, y de que personas como Rodrigo Rato salgan impunes tras llevar a uno de los mayores bancos españoles a las mazmorras. Si pides responsabilidades todo el mundo tiene a quién echarle la culpa: al gobierno anterior, a Europa, al tiempo, a que me tienen manía… estamos gobernados por personas que actúan más bien como niños malcriados que como máximos representantes de un país.

Según Rajoy, el rescate va a ser beneficioso para el pequeño ahorrador, para los emprendedores, para el ciudadano de a pie… Oh gran Mariano, gracias por velar por mis ahorros, gracias a ti podré seguir comprándome chuches!

Lo que de verdad me llama la atención es, ¿de verdad ellos se creen lo que dicen? ¿de verdad los ciudadanos confían en unas personas que se están limitando a recortar y a no plantear ni una política de crecimiento?  Yo tengo la sensación de que cada vez que uno de ellos finaliza la rueda de prensa, se van tras las cámaras y empiezan a descojonarse a corazón abierto y pensando: pobres insensatos, que se las metemos dobladas y aquí todos callan.

De corazón digo que a día de hoy ya no se trata de que partido gobierna, sino de las personas que lo componen. Necesitamos líderes que sean claros, con carisma, que sepan de lo que hablan, que planten cara, que tengan credibilidad, que no miren a otro lado. Necesitamos personas preparadas en la materia que realmente miren por todos nosotros y no tan solo por ocupar una butaca en el despacho y limitarse a recortar, necesitamos políticos que se escuchen unos a los otros y que las sesiones del congreso y en los debates dejen de ser un patio de colegio de niños acusicas.

Desde aquí hago un llamamiento a actuar a lo Islandia, todos los políticos y banqueros corruptos, directos a la cárcel, sin pasar por juicios populares, que al final ya sabemos como éstos acaban.