Consejos a mi hijo

Posted on julio 6, 2012

6


Querido hijo,

Dada la situación en la que nos encontramos, si no quieres tener problemas el día de mañana, te aconsejaría que leyeses esta carta con atención, te aseguro que tendrás un futuro prometedor en este país.

Para empezar, siempre nos están recordando la importancia de los idiomas para encontrar un buen trabajo, no tan solo dominar el idioma del país y el autonómico, sino que también se requiere inglés, francés, alemán o chino. El primero de mis consejos es que hagas oídos sordos a esas voces que retumban en cada esquina, para poder tener un futuro prometedor, es decir, aspirar a político y poder vivir del cuento, no es necesario nada de eso, si no fíjate en nuestro presidente del gobierno, a duras penas sabe comunicarse en su idioma materno y mira lo lejos que ha llegado. Sin embargo, si quieres acceder a cualquier empresa por pequeña que sea, te van a pedir tu resumen de calificaciones, másters en las mejores universidades, 4 idiomas, programas muy específicos, etc…

Por otro lado, no cometas delitos pequeños, si lo haces, se te juzgará e irás a la cárcel. Cuando cometas un delito, hazlo a lo grande, roba miles de millones de euros, estafa a todos los que puedas, miente a más no poder; la justicia estará de tu parte, como mucho tendrás que aguantar la presión mediática un par de días; a partir de entonces la gente sufrirá un “reset” en su memoria y nadie se acordará de lo que has hecho. Te pondrán a dirigir un banco nacional o como ministro, siempre que te hayas ganado la confianza del partido, pero eso es fácil, compórtate como un borrego.

Si en algún momento haces algo equivocado, pelotas fuera, actúa como si nada y siempre excúsate en que el que estaba antes que tú lo dejo todo patas arriba y lo que has heredado es mucho peor de lo que pensabas. Si los periodistas te vienen a acosar, tu sal corriendo, o mejor, refúgiate en algún partido de fútbol de tercera regional en el que escudarte y justificar tu presencia en que estás ahí para ayudar al pueblo llano, a pesar de que la realidad sea que no tienes ni p*** idea de lo que contestar y quieres evitar estar entre las cuerdas; la gente es tonta, se lo creerán.

Cuando tengas malas noticias que dar, aprovecha un partido de la selección, anúncialo a las 3 de la mañana en una nota de prensa, anúncialas durante una conferencia en la Universidad de Tokyo, y sobre todo, siempre elige un viernes, y si es durante las vacaciones de semana santa o de agosto, mejor que mejor; la gente estará volcada en las procesiones o en la playa, y nadie se revolucionará; solamente cuatro gatos a los cuales puedes mantener bajo control con unas porras y unas cuantas pelotas de goma.

Puede que a día de hoy no entiendas estos consejos, pensarás que me he vuelto loco, pero te aseguro que a medida que crezcas, entenderás a que me refiero. Te ha tocado vivir en un país en el que se premia la delincuencia, las mentiras, los robos, la mediocridad, el actuar como borregos, el lanzarse a la calle por cosas triviales y refugiarse por lo importante. Te ha tocado vivir en un país con una clase política que nunca admitirá sus errores y nunca dimitirán, con aires de prepotencia y vanidad. De verdad que lo siento hijo, siento que te haya tocado nacer y crecer aquí, perdóname.