Con la Iglesia hemos topado; una vez más.

Posted on noviembre 9, 2012

3


Que baje Dios y me diga el motivo por el que La Conferencia Episcopal Española cree que tiene derecho a pedir que se modifique la ley por injusta en lo que al matrimonio homosexual se refiere, cuando es dentro de la misma Conferencia Episcopal donde hay un mayor número de personas homosexuales y encima reprimidos. ¿Quién cojones les ha dado a estos señores el poder para que piensen que lo que ellos dicen es lo correcto y lo apropiado y la palabra del Señor?

Los obispos advierten de que la legislación española sobre el matrimonio es “gravemente injusta”, y consideran que es de carácter “urgente” una modificación de la ley para proteger la institución y la familia. Señores obispos, lo que es urgente, es que ustedes cambien de mentalidad del S.XV y se ajusten a la realidad social y dejen de estar anclados en el pasado en el que se consideraba que el modelo de familia era uno en exclusivo. Si fuese por ustedes aun vivirían en palacios de oro y los demás en cabañas pagando el diezmo al señor feudal.

Aquí, los obispos y los componentes de la Conferencia Episcopal, parece ser que prefieren que los niños huérfanos crezcan en un orfanato sin ninguna familia a que crezcan en un hogar feliz, con recursos, y estable, a pesar de que en él vivan dos personas del mismo sexo. ¿No es menester de su “profesión” el querer lo mejor para el prójimo? Yo creo que tendrían que volver a leer la palabra del Señor de la que tanto hablan ya que parece ser que tienen ciertas lagunas mentales en las partes de igualdad, a imagen y semejanza, y bla bla bla bla.

¿Me pueden explicar que consecuencias negativas se derivan del término matrimonio para todo el mundo? ¿Acaso se piensan que ustedes son más que nadie? Déjense de opinar sobre cosas que no les incumben, dejen de chupar del estado, dejen sus poltronas de oro y arremánguense (no para meter las manos debajo de faldas ni entre pantalones) e id a la calle a ayudar y a dar cobijo y comida a los más necesitados; esa es vuestra función, no pedir cambios de leyes ni arremeter contra la sociedad.

Y después vienen pidiéndome que les marque la casilla en la declaración de la renta…