La nueva era: pagar por trabajar

Posted on diciembre 27, 2012

5


Con una tasa de desempleo que roza el 25%, y donde algunas comunidades autónomas supera el 50%; da que pensar que hoy en día, el tener un puesto de trabajo y que la nómina sea ingresada puntualmente a final de mes; es ser afortunado. Desde el inicio de la crisis, no solo la tasa de desempleo ha subido como la espuma, sino que los sueldos han bajado con la misma velocidad, siendo un 20%/ 30% inferiores a la época de la burbuja de oro y diamantes en la que vivíamos.

Estos porcentajes suponen un agravio de la recesión, más candidatos para menos puestos de trabajo, y un aumento considerable de personas que requieren de ayudas sociales para llevarse algo de comer a la boca. Si estos números ya son tristes por si mismos; ¿cómo puede ser de triste el 190?

¿190…?¿190…? No es el sueldo medio, no hace referencia al alquiler ni al préstamo medio por familia, así como tampoco hace referencia al crédito personal que ha pedido mucha gente… 190 euros son lo que cobra un colegio de Granada por el simple hecho de mirarse el currículum de los candidatos y así formar parte del proceso de selección del centro. 190 euros que ya han avisado, no son reembolsables si el proceso no acaba con un contrato bajo el brazo.

¿Dónde estamos llegando? Por si ya no fuesen suficientes las bajadas de sueldo y la precariedad laboral con la que nos encontramos, ¿ahora se pretende que se pague por formar parte de un proceso de selección? ¿Es así como saldremos adelante? La empresa privada de Granada María Nebrera, juega bajo mi punto de vista, con la desesperación  y la necesidad ajena para embolsarse un dinero manchado por el afán recaudatorio y el egoísmo de la empresa.

Estas prácticas abusivas deberían estar penalizadas por parte de la administración, no tan solo porque cualquier persona debería tener el derecho de optar a un puesto de trabajo si cumple con los requisitos, si no porque es una práctica evasiva para aquellos que de esos 190 euros puede depender el pan de ellos y de su familia de varias semanas.

señal robo