Y tu, ¿cómo ves el vaso del 2012?

Posted on diciembre 31, 2012

4


Llega el momento de hacer balance del pasado año, 12 meses, 366 días en los que no han faltado las polémicas, los problemas, las alegrías, los momentos de pena / rabia y melancolía; así como en muchos de vosotros habrá llegado ese temido momento a vuestras vidas de; ¿y ahora qué?

366 días en los que ha llovido mucho, pero a su vez hemos padecido días de muchísimo calor en los que los termómetros no tenían mercurio suficiente como para marcar la temperatura; así como los desastres naturales a los que nos empezamos a acostumbrar y los que azotan a cualquier rincón de nuestro planeta.

Aumentos del IVA, encarecimiento de todos los productos, pérdida de calidad de vida, aumento del empobrecimiento de la población, aumento descontrolado del desempleo, y así podríamos seguir con un largo listado de aspectos negativos por los que este año 2012 se ha caracterizado. ¿Y qué es lo peor de todo? Que este fin de año no nos va a traer una remontada económica ni social, si no que todos los augurios son muy negativos para el 2013, el quizá, peor año de la crisis.

Si echamos la vista atrás, todos somos conocedores de personas que lo están pasando mal, de familias cuyo poder adquisitivo se ha visto mermado en los últimos años, e individuos que sufren en sus carnes los recortes en sanidad o educación.

vaso medio llenoEs verdad, 2012 no ha sido un buen año, pero no quiero quedarme con los aspectos negativos de estos últimos 366 días. ¿Por qué no nos quedamos con la sonrisa de un amigo cuando recibió una buena noticia? ¿O la alegría de nuestra madre cuándo le dimos aquel regalo que tanta ilusión le hacía y no se esperaba? ¿O aquel viaje con vuestra pareja en el que ganasteis en complicidad y se acabaron las peleas y discusiones durante unos días? ¿O aquél que en medio de la crisis encontró trabajo tras 2 años en el paro? ¿O los amigos que se han casado? ¿O por haberte independizado? ¿O aquella persona con la que te reencontraste y hacía años que no veías? o simplemente, por tener una familia y amigos que te quieren y se interesan por ti. Hay miles de cosas por las que el 2012 ha sido un gran año, solo depende de vosotros el determinar cómo queréis ver de lleno o de vacío el vaso que tenéis ahora mismo delante.

Lo fácil ahora mismo, sería desearos a todos un 2013 en el que la crisis se vaya, pero visto que no va a ser así, lo que sí quiero, es desearos un 2013 lleno de esos pequeños momentos que hacen que la vida valga la pena, sonrisas, pequeñas alegrías y pequeños caprichos que podemos irnos dando durante estos 365 días que están a punto de empezar.

Porque el 2013 puede ser un año maravilloso, y en gran parte, depende de nosotros de que lo sea.

Feliz año nuevo a todos.