Elección directa de alcaldes, ¿miedo o democracia?

Posted on agosto 20, 2014

3


adios bipartidismoLlevo muchos meses desaparecido, sin escribir ni expresar mi opinión sobre todo lo que está pasando, pero llevo meses queriendo volver, meses en los que la sangre me hierve cada vez que leo u oigo sobre otro decreto del Partido Popular en el que continúan acabando con el estado del bienestar, digan lo que digan.

Hace unos meses saltó a la palestra la polémica de la elección directa de los alcaldes, pudiendo éstos gobernar con un 40% de los votos. Una reforma electoral del Partido Popular que vuelve a castigar a los partidos pequeños, que beneficia a un bipartidismo cada vez más quemado y rechazado por todos, y que sobretodo, que beneficia al PP en un momento en el que están sufriendo una escabechina de votos y en el que podrían perder muchos de los clásicos feudos populares. ¿Es eso democracia o miedo a aceptar la verdad?

Modificar una ley electoral, no para el bien del pueblo, sino para el bien de un propio partido no es política de nueva generación, es política de degeneración y que va en contra de lo reflejado en las elecciones europeas. ¿Para eso sirven unas elecciones europeas? ¿Para modificar la ley electoral en lugar de para pensar, reflexionar y hacer autocrítica?

Partidos como Podemos están revolucionando el panorama político español, pero nuestros políticos y gobernantes, en lugar de sentarse para hablar y pensar qué están haciendo mal para estar perdiendo apoyo y para que los partidos pequeños estén obteniendo una mayor presencia nacional, se limitan a modificar la ley y vuelven a hacer oídos sordos a lo que la población quiere.

Señores políticos y señores del Partido Popular, basta ya de hacer y deshacer como quieran, escuchen al pueblo y reconozcan que no lo están haciendo bien. La mayoría de la población está cansada de la corrupción, de los conflictos PP-PSOE, que no escuchen al pueblo, que mientan, que no miren para el pueblo. Partidos como Podemos están haciendo que el famosos bipartidismo nacional se tambalée y parece ser que el por qué, no les importa.

¿No se han parado a pensar que los jóvenes no nos sentimos representados por ninguno de ustedes? Hemos crecido en unas décadas donde las confrontaciones políticas, el “tú fuiste primero” y el derecho al olvido de las acciones políticas, han predominado. Nadie se acuerda de lo que criticaron hace dos años, nadie se acuerda de los discursos incongruentes y contrapuestos que la misma persona hace con tan solo 6 meses de diferencia.

Este país necesita políticos honestos, políticos que no roben, que no mientan y que estén preparados. No necesitamos la misma gente de siempre pero con otro nombre y apellidos.